Es un procedimiento que se basa en mejorar las alteraciones de la oreja, éstas se pueden dar debido a la ausencia total de la oreja (microtia) o debido a una proyección notable por la ausencia o malformación de los cartílagos auriculares. Cuando la persona presenta una proyección de las orejas se recomienda hacer este procedimiento a una edad temprana para reducir las posibilidades de que la oreja regrese a su posición inicial como consecuencia de la memoria del cartílago auricular.

Cuando realizo esta cirugía hago una incisión detrás de la oreja para poder exponer el cartílago auricular, después de haber realizado esto, esculpo el cartílago y lo fijo con unos puntos internos para que se mantenga la forma deseada según el plan quirúrgico.

Deben tener en cuenta que esta cirugía no produce mejoras ni alteraciones en la audición.

La Otoplastia la realizo bajo anestesia general, monitorizado por el anestesiólogo y tiene una recuperación de una semana.